2 ene. 2016

Thanatópolis

— Una ciudad de eutanasia y gloria
en medio de un desierto
sin policías
y sin bomberos
y sus únicos médicos
van en coches negros
y estirados
y salvan las vidas de sus habitantes
que viven o creen vivir
con las ventanas cerradas
o tapiadas
o inexistentes,
y sus únicos vigilantes
construyen hoteles y hospedajes
y llevan palas
en vez de balas y fusiles.
Pero no te confundas, Aullidos,
porque son más fuertes
que las guardias civiles
de todas las constituciones
y son más honestas
y más inocentes.

— Pero,
— Dijo Aullidos—
¿qué tan inocene se puede ser
si se es el que cava
y el que construye
en una ciudad de eutanasia y gloria
todavía si de esa forma
no se mata a nadie?


No hay comentarios:

Publicar un comentario